Amoladoras rectas

Gran variedad de amoladoras rectas para trabajos específicos.

Algunos productos:

Ventajas de las Amoladoras Rectas

Las amoladoras rectas a pesar de ser más pequeñas que las amoladoras radiales cuentan con una fuerza increíble que permite al usuario cortar cualquier material como el metal, la madera, o el cristal, además están diseñadas para lijar y hasta esmerilar.

Ideales para trabajar en lugares pequeños, llegan a rincones lejanos o zonas de difícil acceso que la esmeriladora radial no puede alcanzar.

Tienen mucha potencia así que además de tallar o grabar, también pueden cortar y perforar materiales duros.

Se le pueden colocar diferentes accesorios, como fresas y discos, lo que las hace multifuncionales.

No tienen un mecanismo complicado, por ello cualquier persona que se quiera iniciar en el trabajo de bricolaje puede manipularla.

Sus precios son bastante accesibles, incluso se asemejan mucho a los de las amoladoras radiales o rotaflex.

Son livianas lo que evita el cansancio en la mano.

Resistentes al trabajo fuerte y con menor mantenimiento en el motor.

Qué debes tener en cuenta antes de comprar una amoladora recta

Si es tu primera vez comprando un esmeril debes tomar en cuenta ciertos aspectos de los que te hablaremos aquí abajo, para que lleves a casa un producto de buena calidad y no te lleves un mal rato.

Potencia

A la hora de comprar una amoladora recta uno de los primeros aspectos que tienes que revisar es la potencia. Debes saber que las amoladoras rectas de buena potencia no tienen nada que envidiarle a las radiales, ya que pueden llegar a tener hasta 800W.

Una buena potencia te permitirá trabajar por más horas seguidas sin que la fuerza disminuya, además conjugada con una buena fresa o herramienta de corte podrás reemplazar un taladro.

Peso

Una de las características más maravillosa de este tipo de amoladora es que son más pequeñas y también más livianas. El peso ideal va desde menos de 1 Kg hasta casi 3 Kg, debido a que son equipos que se manejan con una sola mano.

Tipo de Cabezal

Cada amoladora recta cuenta con un cabezal diferente, lo ideal es que sea resistente y para ello debe estar fabricado en un material como el aluminio o acero inoxidable.

Los cabezales de las amoladoras son compatibles con accesorios de determinados diámetros, los más comunes oscilan entre los 6 y 8 mm. Intenta comprar un amolador con un cabezal de medida estándar para que sea compatible con una mayor cantidad de discos o fresas.

Velocidad

Las revoluciones por minutos indican la velocidad de giro del motor, y por ende, la velocidad de la punta o fresa de corte que se le coloque a la herramienta. Mientras más rápidas sean las RPM mejor será el acabado del trabajo que se está realizando, en el caso de que se quiera cortar un metal o cristal que requiera de mucha precisión.

Accesorios

La mayoría de las amoladoras rectas no incluyen los accesorios, viene con una sola punta de corte que puede sustituirse con facilidad. En la tienda online se pueden comprar juegos de fresas o discos universales compatibles con cualquier marca de amoladora, solo tienes que cerciorarte que tenga el diámetro recomendado para la boquilla de sujeción.

Precio

El precio siempre es un factor a tener en cuenta a la hora de comprar cualquier amoladora o herramienta para nuestro taller. Lo importante es que te plantees el uso que vas a darle a tu amoladora, porque si vas a darle un uso intensivo es preferible gastar un poco más en una herramienta de calidad, que comprar una amoladora barata y que acabe estropeada al cabo del poco tiempo.