Amoladoras y accesorios

Un amolador (esmeril) es sin lugar a dudar una herramienta fundamental en cualquier trabajo

Un amolador (esmeril) es sin lugar a dudar una herramienta fundamental en cualquier trabajo, tenemos varios tipos, echemos un vistazo:

Amoladoras angulares:

Una amoladora angular (Radial angular) se impulsa generalmente con un motor eléctrico, el cual impulsa una cabeza de engranajes en un ángulo recto.

Las amoladoras angulares típicamente tienen un protector ajustable para su operación con cualquiera de las dos manos. Ciertas amoladoras angulares, dependiendo de su rango de velocidad, pueden utilizarse como lijadoras utilizando un disco lijador con una almohadilla de apoyo.

El sistema protector usualmente esta hecho de un plástico duro, resina fenólica o caucho de media dureza dependiendo de la cantidad de flexibilidad deseada.

Amoladoras de banco:

Una amoladora de banco (amoladora de sobremesa) se impulsa igualmente con un motor eléctrico como las amoladoras angulares, pero esta está pensada para ser colocada y fijada sobre una superficie, se le pueden acoplar en uno o en ambos extremos discos sobre los que se realizan diversas tareas, según sea el tipo de disco que se monte en la misma.

Amoladoras rectas:

Una amoladora recta o lineal, se impulsa con un motor eléctrico generalmente dimable, por lo que podemos variar la velocidad del esmeril lineal mientras realizamos un trabajo en concreto, a este tipo de amoladora, se le pueden acoplar alargadores flexibles y su uso variado puede ir desde trabajo de manualiadades hasta el mecanizado de piezas y pulimentos.

Fuente de alimentación de la amoladora:

Amoladoras de batería:

Las amoladoras de batería son herramientas eléctricas estupendas para trabajar en sitios donde disponer de una fuente de corriente es prácticamente imposible, a parte que su uso puede ser mucho mas liviano ya que no tenemos ese molesto cable de alimentación.

Amoladoras con cable:

Las amoladoras con cable tienen una ventaja fundamental respecto a cualquier otra amoladora de batería, las amoladoras con cable suelen disponer de una potencia superior e incluso un par motor mas elevado, este tipo de herramienta eléctrica es ideal por ejemplo en lugares donde se necesite continuamente cortar piezas o desbastar metales.

Podemos distinguir dos tipos de tamaños:

Las amoladoras pequeñas:

También denominadas mini amoladoras, que utilizan discos de 115.mm o 125.mm, sus potencias alternan entre los 500W y los 1500W y en algunos tipo de mini amoladoras podemos encontrar las llamadas «dimables» que permiten un régimen de revoluciones variable.

Las amoladoras grandes:

En estas solemos encontrar discos de 230.mm, mientras que sus potencias son más altas, llegando a los 2000W y 2600W.

Para que sirve una amoladora:

Principalmente las amoladoras ya sean grandes o pequeñas, tienen la misma función. Si bien para lo que las hace diferente es el manejo y el trabajo que pensamos hacer con ellas.

Las amoladoras grandes suelen ser ideales para trabajar materiales duros o superficies muy grandes, ya que contamos con discos de 230mm, reduciendo el tiempo de trabajo y con unos resultados fantásticos.

Las amoladoras pequeñas en cambio, están pensadas por ejemplo para lijar y pulir en pequeñas superficies, hacer cortes finos en perfiles metálicos, desbastar imperfecciones en soldaduras y otros fines.